Posted tagged ‘dinero’

EL CRISTIANISMO SIEMPRE SE APARTA DEL PODER Y LAS RIQUEZAS. Tim Keller

febrero 3, 2012

Este artículo es un extracto del capítulo 11 del libro de Tim Keller “La Cruz del Rey” (aún no en español). En este comentario acerca de la historia del joven rico, Marcos 10, Keller concluye que el poder de Jesús siempre se está moviendo lejos de la gente que ama el poder y el dinero, tal como pasó en la vida de este joven rico y poderoso. Esta cita de Andrew Walls es una llamada de atención acerca de lo que puede suceder por nuestro amor al dinero y a las riquezas. Esto se puede aplicar a una persona pero también a una familia e incluso a una iglesia. El evangelio siempre nos llama a mirar a Cristo como el centro y la base principal de toda nuestra vida. Rolando Hinojosa

            En una entrevista a Andrew Walls, un distinguido historiador del Cristianismo mundial, comentó que dondequiera que las otras grandes religiones del mundo comenzaron, estas todavía permanecen en su centro hoy en día. El Islamismo comenzó en Arabia, en la Meca y todavía hoy el centro del Islam está en el Medio Oriente, en Arabia. El Budismo comenzó en el lejano Oriente, y este todavía es el centro del Budismo. Así también sucede con el Hinduismo—este comenzó en la India y este todavía es predominante en la religión India. El Cristianismo es la excepción; el centro del Cristianismo siempre se esta moviendo, siempre está en peregrinaje.

El centro original del Cristianismo fue Jerusalén, pero después los gentiles Helenistas, quienes se consideraban bárbaros impuros, abrazaron el cristianismo con tal fuerza que pronto el centro del cristianismo se movió hacia el mundo Helenista del Mediterráneo—a Alejandría, el Norte de África y Roma—y este permaneció allí por un número de siglos. Pero después otro grupo de impuros bárbaros, los Europeos del norte—Francos y Anglosajones y Celtas—tomaron tanto la fe cristiana que pronto el centro del Cristianismo otra vez emigró, ahora al norte de Europa. Allí (y en Norte América a través de la colonización e inmigración) el centro ha descansado por unos mil años, pero recientemente se ha movido otra vez.

En el siglo veinte el cristianismo retrocedió en Europa, y en Norte América apenas se está manteniendo con el crecimiento de la población. Mientras tanto, en América Latina, Asia y África, este ha estado creciendo en proporción diez veces con el aumento de la población. En la década pasada, algo cambió de manera contundente: Más del 50 % de los cristianos en el mundo ahora viven en el Hemisferio sur.

Por ejemplo, a la vuelta de este siglo, en los Estados Unidos había cerca de 2.5 millones de Anglicanos. En Nigeria sola había 17 millones de Anglicanos. Y en Uganda había 8 millones de Anglicanos. Por lo tanto tan solo estos dos países africanos viven diez veces más el número de los que viven en los Estados Unidos. En el año 1900, África era sólo 1 por ciento de cristianos. Ahora los cristianos son cerca de la mitad de la población en África.

En los siguientes cincuenta a setenta años, se predice que el centro del cristianismo complete su mover lejos de los países Europeos y de los Estados Unidos. Este emigrará. Como siempre ha emigrado.

En la entrevista con Andrew Walls, se le preguntó, “¿Por qué sucede esto?” Si el centro de las otras religiones siempre permanece constante, ¿por qué el centro del cristianismo cambia contantemente? Walls respondió: “Pienso que uno debe llegar a la conclusión que hay una cierta vulnerabilidad, o una fragilidad, en el corazón del Cristianismo. Podríamos decir que esta es la vulnerabilidad de la cruz.” (“La expansión del Cristianismo: Una entrevista con Andrew Walls”).

El corazón del evangelio es la cruz, y la cruz trata en todo acerca de renunciar al poder, de dar recursos y de servir. Walls da a entender que cuando el Cristianismo está en un lugar de poder y riquezas por un largo periodo, el mensaje radical de pecado y gracia y de la cruz puede llegar a ser cambiado o aún, puede ser perdido. Y entonces el cristianismo empieza a cambiar a una religión bonita y segura, una que es para la gente respetable quienes sólo tratan de ser buenos. Pero con el tiempo este cristianismo llega a ser virtualmente inactivo en aquellos lugares y el centro se mueve otra vez hacia algún otro lugar.

Walls afirma que el centro del cristianismo siempre está emigrando lejos del poder y de las riquezas.

EL EVANGELIO Y TU DINERO. Malaquías 3.1-4, 8-10; 4.1-5

noviembre 28, 2009

 

Un sermón adaptado de Tim Keller

Si vamos a ser parte de una comunidad que se preocupa por una ciudad como la nuestra, debes entender bien acerca tu relación con el dinero.

Cuando vine por primera vez a Nueva York, me di cuenta que la gente tenía inquietudes y era muy receptiva en relación al tema del sexo. Había muchas preguntas acerca del sexo. Pero casi nadie me preguntaba acerca del dinero. Nadie me decía, “Tengo un problema acerca del entendimiento de cómo manejar el dinero.”

Pero la Biblia habla diez veces más acerca del dinero que del tema del sexo. ¿Por qué es así? En Malaquías 3-4 vemos este tema, con tres cosas: 1. El dinero es poderoso sobre nosotros… 2. ¿Porqué el dinero nos domina con tanto poder?… 3. ¿Cómo podemos romper el poder del dinero sobre nosotros?

 

1. EL DINERO ES ALGO MUY PODEROSO QUE DOMINA NUESTRA VIDA.

“¿Acaso roba el hombre a Dios? ¡Ustedes me están robando!..“ Malaquías 3.8-9

En Malaquías 3.8 Dios hace una pregunta:“¿Roba el hombre a Dios?”… El robo a Dios…

Este robo que hacemos a Dios se entiende también con el texto de 1 Crónicas 29.14… Aquí David desea construir un templo y dice: ”Pero, ¿quién soy yo…”

Mira como la Biblia dice que todo el dinero y las cosas que tienes son un regalo de Dios. Todo lo que tienes viene de su mano. Aunque puedes decir, “Es que yo trabajo mucho”…”Es que estudié mi carrera”… Sí, pero Dios te dio salud, te dio inteligencia, te dio capacidad para tu trabajo, te da el trabajo, te dio los estudios.

También dice, “En verdad, tú eres el dueño de todo…” La Biblia dice que a Dios le pertenece todo lo que tienes… El es el propietario… Y cuando él te lo da no quiere decir que el ya renunció a su posesión, sino que sigue siendo de él. Pero el te permite usar tu dinero y tus posesiones. Sigue siendo de él… “tú eres el dueño de todo”.

Nota aquí como David al saber esto le da ofrendas voluntarias para Dios. Como diciendo, “te devuelvo parte de lo que es tuyo”… El punto es: Cuando tu no le quieres devolver parte de lo que es de él. Cuando tu no le das algo de lo que a Él le pertenece. Le estás robando. Robas al dueño de todo.

Por eso, el Señor dice en Malaquías: “¡Ustedes me están robando!”… El dueño de todo quiere que uses lo que es de él no sólo para ti mismo, para tu propios fines, sino también para los propósitos de él… Dios dice que des para su obra… para sus cosas… no sólo para las tuyas… también para otros que necesitan.

Pero el dinero es algo poderoso que nos domina. Tenemos el problema del materialismo.

¿Qué es el materialismo?: Es la excesiva preocupación , el amor y la necesidad por el dinero y las posesiones materiales. Es preocuparse excesivamente, amar, necesitar, dinero y posesiones.

El problema del materialismo es que este nos domina y es algo que no vemos. Por eso Jesús en Lucas 12.15 dice “¡Tengan cuidado!”“¡Fíjense bien!”

Él lo dijo porque esto de la avaricia pasa desapercibido…no lo vemos… Nadie cree que tiene ese problema… Cuando tenemos otra clase de problemas , por ejemplo con el sexo, es muy claro ver que tenemos un problema. Jesús no dijo, “tengan cuidado” en el tema del adulterio. Esto no es porque el adulterio sea menos importante que el dinero. Pero no podemos decir. “Oh, ¡ no me había dado cuenta que tú no eres mi esposa!” El asunto del adulterio es muy evidente. Pero el materialismo nos ciega. “¿Yo avaro?”…

La Biblia nos da una guía para saber si vivimos influenciados con el materialismo o no. Para saber si el dinero domina o no nuestra vida: “¿En qué te robamos? En los diezmos y en las ofrendas”… Con el diezmo. El diezmo es darle a Dios el 10 % de tus ingresos semanales, o quincenales o mensuales. Dios en la Biblia te pide el diezmo. Este es una obligación para los cristianos… Pero no como una regla rígida, sino debes verlo como una guía, una manera de darte cuenta de cuánto amas y dependes de Dios.

2. ¿POR QUÉ EL DINERO ES UN PODER QUE DOMINA NUESTRA VIDA?

“Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo…” Malaquías 3.10

¿Porqué el dinero nos domina tanto?… Para contestar esto veamos el v.10… Aquí la Biblia dice que traigas tu diezmo para los fondos del templo…para su casa “Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo”.

Aquí está la razón principal de porqué el dinero tiene mucho poder sobre nosotros.

La palabra “fondos del templo” se refiere a los “tesoros del templo”. Los fondos eran los tesoros de oro, plata , joyas preciosas. Y este tesoro del templo apoyaba las funciones que se hacían en el templo: la adoración a Dios, el servicio a Dios, la enseñanza, los pobres.

Pero sucedía que en los tiempos de Malaquías había mucha competencia de templos. En aquel tiempo había muchos templos paganos , templos de ídolos que también tenían sus tesoros que apoyaban la adoración y el servicio a ese ídolo pagano.

Cuando Dios dice: “traigan mi diezmo o mi dinero para mis tesoros de mi templo… para mi servicio”… El está diciendo que no hay otro lugar donde se debían dar los dineros. Porque la competencia era muy dura. El pueblo de Israel en ese tiempo pasaba por una crisis espiritual. Y muchos en lugar de dar su dinero para el templo de Dios, daban su dinero y eran generosos para los tesoros de los templos de los ídolos.

Pero parece que lo mismo hacemos hoy… también la competencia es muy dura.

Si para ti es muy difícil dar para el templo de Dios… si para ti es muy difícil ser generoso para el apoyo del servicio y la adoración a Dios… Pero si para ti es muy fácil comprar ropa…comprar comida…invertir en tu carro… viajar… comprar … pagar una fiesta… en cosméticos… en el cine… ese es tu real templo… eso es tu verdadero templo.

El mismo problema de los tiempos de Malaquías.

¿En qué es lo que gastas más?… ¿En qué cosa inviertes más tu dinero? Yo se que tienes que comprar la comida; Tienes que comprar ropa; tienes que pagar la renta; tienes que pagar la luz; el teléfono; pero si somos sinceros, también gastas en otras cosas.

Si a ti se te hace fácil gastar tu dinero en muchas cosas , pero no en el templo de Dios, eso en lo que gastas, eso es tu templo, eso es tu dios real, eso es tu salvador y tu señor.

La idea es: que el dinero nos muestra lo que más amamos, lo que estamos adorando. Si alguien gasta más en algo, es que esa persona invierte en lo que es lo más importante para él, en lo que le da seguridad. Pero es esclavo de eso, tu dinero es para ese dios, tu dinero es para el templo, pero no el templo de Dios. Eso es el por qué el dinero domina.

3. CÓMO ROMPER EL PODER DEL DINERO EN NUESTRA VIDA.

“El Señor Todopoderoso responde: Yo estoy por…” Malaquías 3.1

La última pregunta es ¿Cómo romper el poder del dinero en nuestra vida?… ¿Qué hacer para darle al dinero el lugar correcto?… La respuesta es: El templo.

Malaquías 3.1: “De pronto vendrá a su templo el Señor”…

Este anuncio que hizo Malaquías al futuro. esta profecía, se refería a Jesús.¡ El Señor que vendría a su templo era Jesús! Y eso fue lo que pasó… Cuando Jesús empezó su ministerio, una de las primeras cosas que hizo fue ir al templo. ¿Y qué hizo en el templo? Con un látigo de cuerdas echó a los vendedores. Y cuando le preguntaron por qué lo hacía, El habló de destruir el templo (Juan 2.19-21). Con el templo se refería a su cuerpo. Jesús vino a enseñar que el verdadero templo es su cuerpo. Es El mismo.

Esta es la cosa más asombrosa que un ser humano haya dicho.

Todos los líderes religiosos construyen templos y casas de adoración. ¿Sabes por qué?

Porque cada religión se preocupa mucho o descansa o confía en un templo; o confía en lo que se hace en un templo, en los rituales, en los sacrificios, en los sacerdotes, en capillas, en templos. Toda su religión gira alrededor del templo. Pero Jesús dice, “No, Yo soy el templo”. Mira a mi vida y mi muerte y resurrección … “yo soy el templo”…”yo soy el principal sacrificio”… “yo soy principal sacerdote”… “Mi cuerpo muerto y resucitado es el verdadero templo”. Jesús nos dice: “No descanses en lo que se hace en un templo, sino en lo que yo hice por ti”.

Sólo a través de Jesús puedes acercarte a Dios correctamente.

Sólo a través de Jesús podemos romper el poder del dinero de nuestra vida y ser generoso.

El Apóstol Pablo lo dijo así. Mira 2 Corintios 8.7-9…

Nota como Pablo dice, “No es que esté dándoles órdenes…” Pablo no dice, “Yo soy apóstol, les ordeno que den”; tampoco apela a las emociones, “Miren como viven los pobres”, Sino que él va a tu corazón con el evangelio: “Ya conocen la gracia”.

Pablo dice, “Si tu no das o eres generoso, en realidad no has entendido el evangelio de la gracia…” Entre más conozcamos su amor, más damos. Entre menos demos, entonces menos conocemos su amor. Pablo dice que la única solución para ser generoso y romper el poder del dinero es saber, pensar, recordar el evangelio, hasta que deseemos dar.

Solo en el evangelio serás verdaderamente libre del dominio del dinero en tu vida.

TRES PERSPECTIVAS SOBRE EL DAR. Tim Keller

agosto 16, 2008

“Tres perspectivas sobre el dar” es un estudio breve para grupos pequeños y para estudio individual basado en la historia de salvación del evangelio, escrito por el pastor Tim Keller. Te comparto la lección # 3 de este estudio. Tal vez sea diferente de lo que estamos acostumbrados a escuchar respecto al dinero, pero espero que te sea útil como lo ha sido para mi.

 

La verdad bíblica es que el dinero tiene un poder esclavizante que es muy grande y peligroso. En Marcos 10.17-31 leemos la historia del joven rico. Lo que aprendemos aquí:

 

1) Primero, el dinero es un Señor que demanda lealtad que compite con Cristo. Jesús contrasta el “sígueme” con “vende todo lo que tienes” (v.21). En otras palabras, podemos ya sea seguir a Jesús o al dinero. También, muchos comentaristas creen que Jesús está respondiendo a la declaración del joven de guardar todos los mandamientos comenzando con el 1° — “No tengas otros dioses además de mi” y probando que el dinero es su dios. En dos pasajes paralelos, Lucas 16.13; Mateo 6.24 “No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas.” En ambos Jesús relaciona—“hagan tesoros en el cielo” con “servir” o “seguir”. Así, Jesús dice que el dinero puede ser seguido, servido, y este puede dominarnos y controlarnos.

 

2) Segundo, entre más dinero tengas es más difícil de hacer progresos espirituales. Ya sea o no que Jesús esté exponiendo el 1° mandamiento, ya que claramente el hombre se está auto-justificando, Jesús debe estar tratando de obtener la razón de por qué él está tan ciego a su necesidad de misericordia. En este caso es su riqueza— por lo tanto, aprendemos que el Dinero tiene un poder para cegarnos espiritualmente. El v.23 dice que difícil—no imposible– para un rico entrar en el reino de Dios. El dicho común en esos días era, “Entre más rico seas, más justo probablemente seas.” Pero Jesús voltea esta creencia en sus cabezas y dice, “Entre más rico seas, más difícil es hacer progresos espirituales.” Este joven no pensaba que él era un pecador necesitado de gracia y misericordia. Es un hecho que el dinero: a) te hace sicológicamente seguro y oscurece tu dependencia de la protección de Dios momento tras momento, b) te hace relacionalmente auto-suficiente—hay menos necesidad de los demás o responsabilidad para los demás, c) te hace moralmente orgulloso y oscurece tu pecado y perdición. El dinero siempre ha hecho sentir: “Soy inteligente, vivo de manera correcta, soy valioso.” El dinero era la auto-justicia de este hombre en lugar de Dios.

 

3) Tercero, la única manera en que podemos ser libres del poder del dinero es siendo radicalmente generosos. ¡Jesús le pidió al joven darlo todo! Algunos piensan que Jesús enseña que todo Cristiano debe dar todo su dinero, pero Jesús aprobó a Zaqueo dar el 50% y a los Fariseos el 10%. Lo que Jesús le está pidiendo simplemente es que vea que Jesús es el Señor de todas sus riquezas. El no le pide el diezmo porque un diezmo no le “duele” y no le toca el poder del dinero. Por eso, él está pidiendo: “¿Estás dispuesto a perder todo por mi?  ¿Estás dispuesto a dejarme el completo control de esto? ¿Estás dispuesto a hacerme a la nueva fuente de tu significado, tu identidad y tu seguridad?” Para este joven, sólo si tenía un dar radical podía el SABER que él había roto el poder del dinero sobre él y podía ahora experimentar el poder de Dios.  

 

Resumen: Debemos liberar nuestros corazones con nuestro dinero siendo generosos. La generosidad radical es necesaria o no tendremos la experiencia de la guía y el poder del Señor en nuestras vidas. Debemos ser controlados por el pensamiento: “El dinero es un señor, y no lo serviré”. Debemos ser generosos si deseamos arrepentirnos bien y romper el patrón de nuestros pecados particulares, aumentando nuestra esperanza y gozo.

 

La motivación correcta para dar consiste en que como cristianos necesitamos dar, porque un uso egoísta del dinero es como la gasolina para el fuego de nuestro ídolo—hacer las cosas que vemos nuestra esperanza y seguridad en lugar de Cristo. En Mateo 6.1-4, 19-27 aprendemos:

 

1) Primero, v.21 Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.”

 

El dinero es una de las mejores maneras para identificar los ídolos de tu corazón. Esto significa que tu puedes encontrar lo que tu corazón más ama, adora y descansa para tu salvación y felicidad— Es decir, donde más fácilmente y alegremente gastas tu dinero. En mi caso, yo gasto el dinero en libros sin pensarlo mucho porque los libros representan conocimiento y yo puedo obtener más seguridad del éxito como maestro que del amor de Jesús.  1 Timoteo dice que el amor al dinero es la raíz de todos los males. En lugar de ver la avaricia como una clase de mal (lo cual lo es) mejor es darse cuenta que nuestros ídolos, cualesquiera que estos sean—estarán usando el dinero y entonces ver donde lo gastas con mayor facilidad es así como encuentras la raíz del árbol. El punto: Si nuestros corazones son controlados por la belleza de X, estaremos dando mucho y más fácil para sus causas de manera sorprendente.

 

2) Segundo, v.2 cuando des a los necesitados, no lo anuncies al son de trompeta, como lo hacen los hipócritas… para que la gente les rinda homenaje.”  El principio: el dinero es una manera de ganar poder e influencia. Algunas personas hacen un ídolo el poder, y el dinero es usado por este ídolo para obtener esta meta. La señal de que el ídolo de la “posición social” te está controlando es que gastas dinero excesivo para pertenecer a ciertos vecindarios, clubes o círculos de gente.

 

3) Tercero, v.3 “cuando des a los necesitados, que no se entere tu mano izquierda de lo que hace la derecha.” El principio: el dinero puede ser usado como una manera de sentirte bien respecto de ti mismo. Algunos no usan el dinero para obtener poder o posición social pero lo usan para obtener auto-aprobación.  Podemos ver como ganamos y ahorramos nuestro dinero y pensar, “Soy mejor que otros – muy trabajador, ahorrador, y sabio” O podemos ver nuestro cuidado de nuestra familia o amigos o de la iglesia y sentir  “Yo soy importante— ¡mira todos los bienes que tengo!” Entonces, lo creas o no, una señal de que un ídolo está trabajando es que tu eres muy generoso y estás muy orgulloso de esto—y también serán manipulador de la gente que estás ayudando, sintiendo la necesidad de su aplauso.

 

4) V. 31-32… Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan.”  Finalmente, el dinero puede ser usado como una manera de controlar tus circunstancias. Por lo tanto, la preocupación del dinero y las posesiones es una señal de esclavitud. Algunas personas hacemos un ídolo la seguridad y necesitamos dinero para sentirnos seguros que estamos en control de nuestras circunstancias. Cuando tenemos el ídolo de la “seguridad” la señal es la preocupación y necesitas muchos ahorros y fondos alrededor de ti.  El v. 20 dice donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar.” Muchas cosas pueden destruir nuestro dinero, pero nadie puede destruir a Dios.

 

5) Finalmente, es claro que el dinero tiene el poder de esclavizarnos para manipular relaciones, para preocuparnos, para hacer cosas deshonestas, para ser negligentes en cultivar la vida espiritual y el carácter. Por esto debemos dar generosamente y regularmente para romper este poder en nosotros y para que deje de avivar el fuego de nuestros ídolos.

 

Resumen: Los cristianos necesitan dar. ¿Por qué? Debemos desprendernos del dinero para ser libres para Dios, para ser libres de la necesidad de la aprobación, poder, comodidad, control. Hechos 20.35 dice que entre más demos somos más “bendecidos”. La alegría y el dar van juntos. Cuando Dios nos manda dar (como al joven rico)– ¡El sólo quiere nuestra alegría!


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 45 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: